El sector de la promoción inmobiliaria se alía con la tecnología para conseguir reducir los tiempos de concesión de licencias urbanísticas, que se demoran durante meses -a veces llegan al año-, algo que sufren las empresas, padecen los compradores de viviendas y provoca incrementos en los cos…

Leer el articulo completo en la web del autor Web del autor